Autor: Boris Diner*

 

Comprender la diferencia entre el flujo de caja (o flujo de efectivo como algunos lo llaman) y las utilidades puede marcar una gran diferencia al medir los fundamentos de las finanzas de su empresa.

Para las pequeñas empresas, el efectivo es el rey. Cuando hay dinero en el banco, puede parecer que el negocio está en auge y puede usted, estimado lector, enfrentar cualquier desafío. Y cuando no lo es, es posible que sea necesario hacer grandes sacrificios.

No importa cuántas “utilidades” le deban: si no tiene flujo de efectivo, no puede mantener un negocio a flote. Pero OJO: al mismo tiempo, el flujo de efectivo por sí solo no prueba que una empresa esté obteniendo ganancias.

Aquí es donde muchas pequeñas empresas cometen errores. A menos que los dueños de negocios tengan antecedentes financieros, muchos asumen que todo el flujo de caja es ganancia. Entendamos: el flujo de caja y las ganancias no son lo mismo.

Comprender la diferencia entre el flujo de efectivo y las ganancias podría salvar su negocio.

¿Cuál es la diferencia entre flujo de caja y las utilidades?

“El flujo de caja es simplemente el dinero que fluye a través del negocio”. Se define como la diferencia entre las cantidades de efectivo que entran y el efectivo que sale de sus cuentas durante un período específico de tiempo.

El flujo de caja se rastrea en un estado de flujo de efectivo que registra todas las fuentes de efectivo recibidas y gastadas durante ese tiempo. La declaración debe organizarse en tres categorías:

1. Efectivo de operaciones. Esta sección incluye todos los ingresos generados y todos los gastos operativos, incluida la depreciación de los activos.

2. Efectivo de la inversión. Esta sección incluye cualquier efectivo adquirido o utilizado para la compra o venta de activos u otras inversiones.

3. Efectivo de la financiación. Esta sección cubre el flujo de efectivo relacionado con las transacciones de financiación a largo plazo, incluida la venta o recompra de acciones de la empresa y el pago de la deuda.

La suma de las tres categorías es su flujo de efectivo para ese período.

El flujo de caja se usa para determinar qué tan bien la empresa administra su efectivo a corto plazo y qué tan bien puede pagar sus cuentas.

¿Por qué es importante el flujo de caja?

Al monitorear el flujo de efectivo frente a las ganancias y comparar los estados de flujo de efectivo a lo largo del tiempo, los dueños de negocios pueden identificar tendencias, alinear los pagos con flujos y reflujos y evitar decisiones financieras que pueden conducir a una crisis financiera. Por ejemplo, si los estados de flujo de efectivo muestran que la empresa siempre tiene una crisis de flujo de efectivo en abril, la empresa puede depositar efectivo adicional de manera proactiva o pagar las facturas antes de tiempo para cubrir esa brecha.
El flujo de efectivo es el elemento vital de su negocio. No importa si un negocio es rentable o no, si no tiene dinero en efectivo para pagar sus cuentas, no permanecerá en el negocio.

Sin embargo, el flujo de efectivo por sí solo no le cuenta toda la historia financiera y puede verse como un indicador rezagado de la salud financiera. Los pagos de ingresos generalmente se realizan meses después de que se fabrican y venden los bienes o se prestan los servicios. De manera similar, las compras realizadas a crédito no afectarán el flujo de efectivo de inmediato, pero afectarán el flujo de efectivo futuro y los resultados finales.

La rentabilidad de una empresa, cuando se ve en combinación con el flujo de caja, proporciona una imagen más clara y precisa de la salud financiera. También proporciona información para comprender cómo convertir las ganancias en flujo de caja.

¿Cuál es la diferencia entre utilidad (o beneficio) bruto y neto?

La ganancia bruta es el ingreso que obtiene de un producto o servicio específico al restar el costo de producir ese bien de los ingresos generados. Si un widget cuesta $50 y lo vendes por $100, tu ganancia bruta es de $50.

La ganancia bruta es una herramienta útil para ver cuáles de sus productos o servicios son más rentables, cuánta ganancia está obteniendo de estos productos y en qué parte de su negocio se generan (o se pierden) ingresos. Sin embargo, la ganancia bruta no es una medida de la rentabilidad de su empresa.

La ganancia neta es el número que le dice si su negocio es rentable o pierde dinero.

La ganancia neta (también conocida como ingreso neto) se determina calculando su ingreso bruto durante un período específico, luego restando todos los costos operativos, incluido el costo de los bienes vendidos, la nómina, el alquiler, los servicios públicos, los impuestos, los reembolsos de préstamos y cualquier otro gasto pagado. Así es como encuentras tu resultado final.

Cómo calcular los márgenes de utilidad

El margen de beneficio neto de una empresa es el porcentaje de beneficio que obtiene por la venta de todos los bienes y servicios, después de restar todos los costos. Puede determinar el margen de beneficio dividiendo el beneficio neto por la cantidad de ingresos generados.

Por ejemplo, si su empresa genera $100 000 en ingresos durante un período específico y gasta $80 000 en gastos, la fórmula es: (100 000-80 000) ÷ 100 000 = 20 % de margen de beneficio.

Comprender las ganancias y los márgenes de ganancias le dice si su negocio es viable. Los dueños de negocios también pueden usar estos números para establecer precios de productos competitivos, determinar salarios y respaldar decisiones para contratar a más personas o invertir en equipos o propiedades. Si sabe que es rentable, sabe lo que puede permitirse hacer.

Comprender la diferencia entre el flujo de efectivo y las ganancias es vital para administrar un negocio exitoso. Ambas son medidas importantes del estado financiero, pero cada una proporciona una perspectiva diferente sobre la salud financiera de la empresa. El flujo de efectivo es la forma en que paga sus facturas día a día, mientras que la ganancia es un indicador de éxito.

* Chairman en The Entourage Business Club

Desde el escritorio de la Editora

 Rosalynda Cohen

Después de un periodo de tres años debido a la pandemia del covid 19 se reanuda la Marcha de la vida.

 

                      

EDITORIAL DEL 15 DE MAYO

 

NEWSLETTER

NO SE PIERDA LAS NOTICIAS SOBRE EL MUNDO Y LA COMUNIDAD



    IN MEMORIAM Z”L

     

    • Sra. Judith Oleszcovski de Sulkin Z’L
    • Sr. Eduardo Zaga Hop Z’L
    • Sr. Jacobo Barin Yusim Z’L
    • Sr. Jaime Shamosh Abadi  Z’L
    • Sr. Shlomo Kalach Kababie Z’L
    • Sr. Mayer Cohen Fallena Z’L
    • Sr. Samuel Zaltzman Grishevich  Z’L