Autor: Boris Diner*

 

A medida que las organizaciones pasan de un liderazgo de comando y control, a una toma de decisiones más descentralizada, la gerencia media se ve ahora como “el medio congelado” que se está derritiendo y los gerentes tienen que despertar.

 

A riesgo de generalizar, encuentro que los gerentes generalmente caen en uno de dos campos: aquellos que se sienten más cómodos siguiendo un libro de jugadas que rara vez cambia y aquellos que disfrutan la idea de escribir uno nuevo para su trabajo. Y en esta era de interrupciones y ambigüedades interminables, los gerentes que saldrán adelante son los que ven este momento como una oportunidad, no como un dolor de cabeza.

Las empresas están empujando más la toma de decisiones a sus gerentes de primera línea, quienes a su vez tienen que dar un paso al frente y tomar algunas decisiones más duras. Como solo un ejemplo, Amazon anunció a fines de 2021 que, en lugar de emitir una política para toda la empresa sobre el trabajo en persona, sus directores decidirían qué días sus equipos debían estar en la oficina.

Estas nuevas libertades, o presiones, crearán un difícil período de ajuste para los gerentes que contribuyen al “medio congelado” de su empresa. Ese es el término para el grupo de gerentes que son los más resistentes al cambio y que son una fuente interminable de frustración para los líderes, directores, que intentan implementar una estrategia de transformación. Un director ejecutivo que conozco dijo una vez poco después de unirse a una empresa que “hay demasiados policías aquí”, refiriéndose a aquellos empleados que sentían que su trabajo era denunciar cualquier cosa que estuviera fuera de su “no es así como lo hacemos las cosas-alrededor-de-aquí.” Al optimista que hay en mí le gustaría pensar que a medida que la toma de decisiones se vuelve más descentralizada, los gerentes ya no pueden permitirse tener esa actitud.

Híbrido

Esto es un ejemplo en el que los gerentes deberán convertirse en líderes: administrar la cultura en un mundo híbrido. No existe una solución única para todos. Las empresas todavía están tratando de encontrar el equilibrio adecuado entre el trabajo remoto y en persona, y la mejor respuesta probablemente sea diferente según la cantidad de colaboración que requiera el trabajo.

Aunque a muchos jefes les gustaría ver a sus empleados de regreso en la oficina, las reglas demasiado estrictas corren el riesgo de enviar a las personas a buscar empleadores más flexibles. Que pueden esperar la gerencia media: Yo diría, esperar que haya equipos que continúen trabajando en su mayoría de forma remota, otros que trabajarán en una combinación de forma remota y en la oficina, y otros que decidirán que los clientes están mejor atendidos si el equipo trabaja principalmente en la oficina.

Es fácil imaginar la tensión que podría causar dentro de la empresa. ¿Qué pasaría si estuviera en un equipo con un jefe que decide y que quiere que todos estén en la oficina la mayoría de los días, mientras que los colegas de otro departamento tienen más flexibilidad?

Pero esa es una de las realidades del liderazgo en comparación con la gestión: a menudo debe aceptar el hecho de que puede tomar decisiones que no son populares. Para mantenerse al día, los recursos humanos tendrán que pasar de decirle a la gente qué hacer a brindar orientación sobre cómo averiguar qué hacer.

Todos deben pensar más allá de la descripción del trabajo que se les entregó, deben buscar formas de contribuir a los objetivos más amplios de la organización, y ayudar a reescribir el libro de jugadas.

Usted es el gerente. Conoce a su personal. Sabe lo que funciona para ellos. Conoce sus desafíos. Es hora de que todos “dirijan desde su asiento”, una frase que escuché por primera vez hace más de una década, a Terri Ludwig, quien dijo algo así: “Independientemente de dónde se encuentre, independientemente de su función dentro de la organización, es mi trabajo asegurarme de que se sienta capacitado para liderar desde su asiento.” Yo lo entendí, como que se trata de reconocer que dentro de cualquier función en la organización, usted como gerente, puede influir en el cambio y en los resultados, y todos tenemos que hacer eso para que seamos verdaderamente innovadores, para cumplir con nuestra misión, para tener avances.

Piénselo así, estimado lector, me llamó la atención tanto la inspiración como la aspiración de la frase, es decir, desde cualquier lugar en la organización, todos deben pensar más allá de la descripción del trabajo que se les entregó, buscar formas de contribuir a los objetivos más amplios de la organización y ayudar a reescribir el libro de jugadas. Pero liderar desde su asiento se está convirtiendo cada vez más en parte de la descripción del trabajo de cada gerente, y se está convirtiendo rápidamente en una apuesta en la mesa.

 

* Chairman del Entourage Business Club

Desde el escritorio de la Editora

 Rosalynda Cohen

El ex Primer Ministro de Israel, Benjamín Netanyahu obtuvo una rotunda victoria en los comicios electorales, con una holgada mayoría para formar un Ejecutivo, y recuperar el poder tras más de un año en la oposición.

 

EDITORIAL DEL 15 DE NOVIEMBRE

 

NEWSLETTER

NO SE PIERDA LAS NOTICIAS SOBRE EL MUNDO Y LA COMUNIDAD



    IN MEMORIAM Z”L

     

    • Sara Bucay Camacho Z’L
    • Sra. Clarisa Bijman vda. de Kleiman Z’L
    • Sr. Alberto Calahorra Maimón Z’L
    • Sra. Clara Cohen Sevilla Z’L