Autor: Eli Suli

Con el ascenso de Hitler y el nazismo en Alemania, miles de judíos alemanes y europeos habían buscado refugio en Gran Bretaña. Como ya es bien conocido por todos, el 8 de septiembre falleció la reina Isabel de Gran Bretaña, a los noventa y seis años, quien en su momento, había sido la princesa, hija del rey Jorge VI, Rey de Gran Bretaña.

Sin embargo, hay una impresionante historia, que casi nadie conoce, y que fue relatada por el Admur de Sans de Bet Shemesh, en Israel.

El Rebe contó acerca de su abuelo, Rabi Shalom Mi’Sanz, que fue un gran Tzadik y hacedor de milagros, y que está enterrado en Londres.

Esta historia se desarrolló en visperas a la Segunda Guerra Mundial. En 1939, en Gran Bretaña, tanto rabinos, así como figuras públicas, junto con empresarios e importantes personas y lideres comunitarios, estaban trabajando para organizar el famoso “Kinder Transport” o transporte de niños, que finalmente salvó a unos doce mil niños judíos de la zona de ocupación nazi. La mayoría eran niños judíos, cuyas vidas les fueron entregadas al Rabino Yitzhak Tobiah Weiss Z”ZL, ya que él viajaba junto con los niños en ese mismo transporte. En los días previos a la aprobación del transporte de niños judíos por parte del gobierno británico, se había realizado una encuesta en la casa real. El rabino principal de Inglaterra, quien se presentó ante el rey Jorge VI de Gran Bretaña, también estuvo acompañado por el Rebe Shalom Mi’Sanz. Mientras permanecían parados ante el rey, el monarca quedó tan impresionado al ver el brillante rostro del Rebe Mi’Sanz, que le pidió que le diera una bendición para su pequeña hija, y le dijo: “rabino, mi hija está enferma de epilepsia, y por lo tanto, yo le quiero pedir por favor que rece usted por ella, para que pueda vivir”. Entonces, el Rebe Shalom Mi’Sanz le respondió al rey: “Honorable majestad: Si usted me asegura que aprobará el transporte para poder salvar a los miles de niños judíos de las garras de los nazis, entonces yo le prometo que bendeciré a su hija, la princesa. Y no solo le aseguro que ella vivirá, sino que también su enfermedad desaparecerá por completo, y no quedará ningún rastro de la misma”.

El Rey, conmovido por las palabras del rabino, en el mismo acto aprobó por decreto el “Kinder Transport”, e inmediatamente se puso en marcha la gran operación para rescatar y salvar las vidas de los pequeños niños judíos. Y justo antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial, el Kindertransport trajo a 10.000 niños judíos de Alemania y Austria, y más tarde otros 2,000 niños de Checoslovaquia y Polonia, al Reino Unido. Mientras, la princesa se iba recuperando de a poco hasta sanar por completo. Al final de la guerra, la mayoría de esos niños habían perdido a sus familias en el Holocausto.

Hace solo unos meses, esa misma niña enferma de epilepsia, que luego se convirtiera en la reina Isabel de Inglaterra, falleció a sus noventa y seis años, sin tener durante su vida, ningún problema de salud.

Como está escrito en el Talmud:
“TZADIK GOZER VE HAKADOSH BARUJ-HU MEKAYEM”
“Cuando el justo decreta, DI-s lo cumple”.

Desde el escritorio de la Editora

 Rosalynda Cohen

El ex Primer Ministro de Israel, Benjamín Netanyahu obtuvo una rotunda victoria en los comicios electorales, con una holgada mayoría para formar un Ejecutivo, y recuperar el poder tras más de un año en la oposición.

 

EDITORIAL DEL 15 DE NOVIEMBRE

 

NEWSLETTER

NO SE PIERDA LAS NOTICIAS SOBRE EL MUNDO Y LA COMUNIDAD



    IN MEMORIAM Z”L

     

    • Sara Bucay Camacho Z’L
    • Sra. Clarisa Bijman vda. de Kleiman Z’L
    • Sr. Alberto Calahorra Maimón Z’L
    • Sra. Clara Cohen Sevilla Z’L