El partido Likud superó el umbral del millón de votos y se mantiene con 32 escaños. El bloque de partidos de derecha y ultra religiosos acumula 65 escaños en un Parlamento de 120.

El ex primer ministro Benjamín Netanyahu mantiene una holgada mayoría para formar gobierno con sus socios de ultraderecha y religiosos, dejando fuera del Parlamento al izquierdista Meretz y al árabe Balad, cuando se lleva escrutado el 90,7 % de los votos de las elecciones legislativas del 1 de noviembre.

Likud, el partido derechista de Netanyahu, superó el umbral del millón de votos y se mantiene con 32 escaños, según las últimas cifras del Comité Central Electoral.

A esto se suman los 14 escaños de Sionismo Religioso y los 19 de los dos partidos ultraortodoxos que forman el bloque pro-Netanyahu, otorgando al ex jefe de Gobierno, el más longevo de Israel con un acumulado de 15 años en el poder, un total de 65 escaños en una Knéset (Parlamento) de 120.

En contraste, la derrota del bloque de partidos anti-Netanyahu, liderado por el actual primer ministro Yair Lapid, se va haciendo cada vez más concreta.

Yesh Atid, el partido centrista de Lapid, logra mantenerse como segunda fuerza con 24 diputados, pero sus socios de centro, derecha e izquierda han tenido un pésimo resultado que ha debilitado al bloque.

En total, suman 55 escaños incluyendo los 12 del partido Unidad Nacional, liderado por el actual ministro de Defensa, Benny Gantz.

Desde el escritorio de la Editora

 Rosalynda Cohen

El ex Primer Ministro de Israel, Benjamín Netanyahu obtuvo una rotunda victoria en los comicios electorales, con una holgada mayoría para formar un Ejecutivo, y recuperar el poder tras más de un año en la oposición.

 

EDITORIAL DEL 15 DE NOVIEMBRE

 

NEWSLETTER

NO SE PIERDA LAS NOTICIAS SOBRE EL MUNDO Y LA COMUNIDAD



    IN MEMORIAM Z”L

     

    • Sara Bucay Camacho Z’L
    • Sra. Clarisa Bijman vda. de Kleiman Z’L
    • Sr. Alberto Calahorra Maimón Z’L
    • Sra. Clara Cohen Sevilla Z’L