Un reciente estudio liderado por Ping Chen, un becario postdoctoral que investiga en el Instituto de Ciencia Weizmann en Rehovot, muestra evidencia de una hipótesis astronómica de larga data.

Los investigadores en Israel confirman que sí existe evidencia para afirmar que los agujeros negros se producen a partir de la explosión de estrellas supernovas.

Chen explicó que “los investigadores han creído durante mucho tiempo que se produce un remanente compacto en el centro de una explosión estelar masiva, pero ha sido difícil encontrar un vínculo directo entre las explosiones de supernova y los objetos compactos recién formados”.

Pero en esta nueva investigación lograron superar esa barrera: “nuestra investigación fue como resolver un rompecabezas reuniendo toda la evidencia posible”.

El estudio fue publicado en la revista científica Nature. El equipo internacional liderado por Chen estudió una supernova denominada SN2022jli encontrada en mayo de 2022 en una galaxia a unos 75 millones de años luz de distancia.

* Aurora, Israel

Desde el escritorio de la Editora

 Rosalynda Cohen

Todavía me despierto en las noches y sueño con Israel. Me despierto con pesadillas desde ese fatídico 7 de octubre del año pasado. Cuantos días de angustia han pasado ya.

EDITORIAL DEL 15 DE FEBRERO

NEWSLETTER

NO SE PIERDA LAS NOTICIAS SOBRE EL MUNDO Y LA COMUNIDAD

    IN MEMORIAM Z”L

    • Sra. Catalina Zardain Z”L